Dolor persistente: 7 remedios caseros para las hemorroides

Este es un problema bastante generalizado, incluso si no hay mucha gente que hable sobre esto cerca de ti, generalmente es por vergüenza. Las hemorroides son parte del cuerpo cavernoso del recto y desempeñan un papel esencial para mantener el esfínter bien cerrado.  


Cuando están irritados o inflamados, pueden causar incomodidad, ardor, picazón, etc. Los que la padecen a veces se sienten tan avergonzados que prefieren no consultar al médico, aunque en algunos casos es inevitable. Pero existen varios métodos para encontrar alivio a esta condición, hoy te presentamos siete de ellos.

Tratar las hemorroides con estos 7 remedios

1. Aloe Vera: Esta planta también llamada "sábila" en algunos países le ayudará gracias a sus propiedades antiinflamatorias, la planta de aloe vera puede brindar alivio de manera rápida y efectiva. Simplemente aplique el gel en la zona afectada.

2. Papas: Este tubérculo tiene efectos deshidratantes y, por lo tanto, puede ayudar a reducir la hinchazón. Este es un remedio particularmente efectivo en caso de que también haya sangrado. Solo reduzca algunas papas en una crema y aplique la mezcla directamente sobre el área. Solo espere a que la masa se seque para notar los primeros resultados.

3. Manzanilla: No es solo un excelente té de hierbas, la manzanilla es excelente contra la inflamación y ayuda a reducir la hinchazón, previniendo la irritación. Prepare una infusión y deje que se enfríe, tome una bola de algodón, sumérjala en el líquido y luego pásela sobre las hemorroides.

4. Aceite de árbol de té: Algunos estudios han demostrado que este aceite esencial reduce la inflamación en el caso de las hemorroides inflamadas naturalmente. Ya que es un producto concentrado, es mejor diluirlo con aceite de ricino o almendras antes de usarlo. Mezcle un par de gotas de aceite de árbol de té junto con una pequeña cantidad de estos otros dos aceites y aplique el líquido obtenido directamente sobre las hemorroides con un hisopo de algodón. Repita la operación regularmente hasta que la molestia haya pasado.

5. El ajo: Ponga tres dientes de ajo y tres hojas de laurel en una cacerola con agua hirviendo. Dejar cocer a fuego lento durante al menos 10 minutos. Luego, enfríe el líquido y aplique la solución en las hemorroides al menos tres veces al día, hasta que se sienta mejor.

6. vinagre de manzana: Este es otro remedio muy efectivo. Solo humedezca una bola de algodón en vinagre y pásela sobre el área irritada. Alivio inmediato garantizado.

7. Vitamina E: Las hemorroides son muy peligrosas en caso de piel seca, en este caso también la pérdida de sangre podría ser más frecuente. Por eso es bueno mantener la zona bien hidratada. Una excelente manera de hacerlo es mediante el uso de supositorios de vitamina E.